El siglo XXI ha traído consigo un panorama operativo que combina patrones antiguos con nuevos factores que están alterando la industria. Muchas de las empresas de Sectores estratégicos que no han adoptado nuevas tecnologías no pueden evolucionar y por ende no pueden incrementar su competitividad. Desde el 2020 la constante que se ha visto en las empresas es el ritmo intensificado de disrupción, así como un llamado a los fabricantes para que recalibren las estrategias y operaciones para mantenerse en el mercado. 

(más…)
Read More